Noticias

Tips: puesta a punto de madera de exterior

Muebles de jardín y tarimas se tornan grises por culpa del sol y de las inclemencias metereológicas. Antes de que empiece a apretar el calor, conviene hacerles una puesta a punto que incluya limpieza y aplicación de algún elemento nutritivo que evite su resquebrajamiento y/o pudrición.

La periodicidad de los tratamientos depende del clima. Pero en lugares húmedos o con fuerte insolación es necesario hacerlo al menos una vez al año. El tratamiento incluye una limpieza profunda que deje la madera preparada para recibir la protección a base de aceite. Se puede utilizar agua y jabón neutro, simplemente.  Pero también existen productos específicos para esa limpieza para quienes no se quieren complicar la vida…

Es bueno utilizar un gel limpiador que actúa de forma rápida, devolviendo el color natural a la madera agrisada. La limpieza debe hacerse de la siguiente manera.

1.     Quitar el polvo con una escoba o cepillo de cerdas duras.

2.     Mojar un paño o una brocha de forma generosa en el producto y aplicar .

3.     Dejar actuar 15 minutos mínimo hasta que la madera se aclare bajo el efecto del limpiador.

4.     Aclarar bien con agua y dejar secar.

5.     Si es necesario, lijar con hoja de grano fino.

Pues bien, una vez revitalizada la madera, los muebles están preparados para recibir un tratamiento protector y nutritivo a base de aceite. Lo primero es disponer papel de periódico o cualquier otro debajo de la tarea para que absorba las gotas que seguro caerán durante la aplicación.

Habrá que dar varias capas, a brocha o a muñequilla (personalmente prefiero brocha), dejando que se absorba entre mano y mano, hasta que la madera esté saturada.

Para maderas duras o exóticas,  una recomendación interesante es aceite para Teca,  existen productos a utilizar de excelente calidad en varias marcas. Si encuentras el producto en una versión en spray, es una gran ventaja por su  cómoda aplicación.

En el caso de las tarimas de madera, hay que tener en cuenta varios factores incluso antes de instalarla. Un  buen diseño constructivo la protege eficazmente de su principal enemigo: la humedad.

Por eso, los consejos son los siguientes:

·       Elegir calidad, es decir maderas adecuadas al clima y resistentes, si es necesario que lleven tratamientos de fábrica.

·       Planificar el proyecto con una inclinación mínima del 15% para evitar el estancamiento de agua.

·       Proteger las superficies de la intemperie en la medida de lo posible, situándolas bajo techados y diseñando en la casa voladizos amplios.

·       Evitar el contacto de los pilares con la tierra usando soportes metálicos o empotramientos.

El cuidado de las tarimas de exterior también debe ser anual. Se realiza sobre una superficie limpia, seca, sin polvo, ni grasa, residuos ni barnices. Un buen aceite específico para tarimas de madera es la mejor elección.

Si estos suelos se sitúan alrededor de la piscina, en escaleras exteriores o en superficies expuestas a la lluvia, no hay que dudarlo: el protector utilizado debe ser antideslizante y sin aceites.

Este tratamiento es válido para casi todas las maderas: teca, iroko, roble, meranti… Da buenos resultados con maderas duras o exóticas, aunque para la madera roja, el IPE o el abeto los fabricantes recomiendan realizar una prueba de compatibilidad previa.

Esperamos te sea de utilidad ahora que viene la primavera y que tenemos tiempo en casa, no esperar a que el sol este mas fuerte.

Te deseo lo mejor!

Un comentario

  1. Gloria Suanes

    en dijo  

    Muchas gracias por ésta información. La verdad que, al menos aquí en costa, el mobiliario de madera de exterior debemos cuidarlo para que no se termine deteriorando y es de gran utilidad lo leído en este artículo ya que muchos de nosotros desconocemos como aplicar los cuidados a ese mobiliario.
    Gracias de nuevo!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *