Noticias

Una vivienda sustentable y unifamiliar en medio de la colina. Su déco es la montaña y el verde.

Quién no soñó alguna vez con vivir en una casa posada en el extremo de una colina donde el verde reaparece por aquí y allá y todo parece perfecto. Alejada de la metrópoli se ubica la Casa Leicester, en Carolina, EE.UU que se presenta simple, enorme, vidriada, con paisajes  memorables y con un espíritu sostenible. El cultivo, la tierra, las montañas conforman la déco. Una construcción liderada por SPG Arquitectos.
Cuando caminas y despejas con una rama o con tus propias manos el arbusto que allí abunda, te encuentras con una inmensa construcción con un frente compuesto con acero y marco de madera.

Desde afuera se puede experimentar esas vistas soñadas que nos provee la naturaleza pero desde adentro la esencia no se pierde porque los grandes ventanales que ventilan y que dan acceso a la luz permiten que los propietarios perciban el aroma de la colina y observen desde varias perspectivas tremendos panoramas hacia el sur y el oeste.

Los materiales y los equipos utilizados y reubicados para la edificación fueron pensados para alejarse de la artificialidad y promover una funcionalidad ECO. La luz natural está presente como así la eficiencia energética y el almacenamiento de agua para el riego.

La iluminación total es de tecnología LED y la refrigeración y calefacción se funda a través de una bomba de calor geotérmica. Vemos como en la parte trasera de la morada las tierras se prepararon para el cultivo propiciando una vida más sana y suficiente.

La parte principal contiene grandes espacios donde se acomodaron objetos y accesorios que combinan con el ambiente boscoso y el color de la tierra. Apostaron a muebles reciclados sin acabados. Reaparecen elementos modernos pero sin demasía ya que la idea es que el afuera traspase el cristal y conforme la decoración necesaria.

La zona inferior de la entrada principal es utilizada como una suerte de Suite para futuros clientes que quieran vacacionar allí, también es lavadero y cuarto de depósito. Es una casa aparte que funciona muy bien cuando hay invitados.  Fuente fotos: spgarchitects

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *